Afectación de firma: resolviendo errores en el Veraz y su impacto en tu reputación crediticia

Afectación de la firma en el Veraz

Muchas veces ocurre que al acudir al banco para solicitar un préstamo, una tarjeta de crédito o incluso al realizar una compra en algún establecimiento, se nos informa que nuestra FIRMA ESTÁ AFECTADA debido a que aparecemos como deudores en el Veraz, Nosis, Codeme, Fidelitas, entre otros.

La pregunta que surge es: ¿Qué significa tener la firma afectada en el Veraz y qué consecuencias tiene? A continuación, explicaremos en qué consiste esta situación, cuánto tiempo dura y cómo solucionarla.

¿Qué implica la afectación de la firma?

La afectación de la firma es un servicio que indica que una persona específica se encuentra en estado de morosidad con una empresa en particular. De esta manera, restringe el acceso de dicha persona a otros créditos, priorizando el pago de la deuda contraída anteriormente.

En otras palabras, el servicio de afectación de firma del Veraz envía una notificación al cliente, invitándolo amablemente y de manera voluntaria a cumplir con su obligación, con el objetivo de levantar el dato negativo y su historial.

En general, este servicio es gratuito y constituye la primera instancia que los acreedores tienen para reclamar sus deudas. En la mayoría de los casos, garantiza resultados satisfactorios en la recuperación.

Según lo establecido en la Ley 25.326, también conocida como la “Ley de Protección de Datos Personales”, tus datos para informes comerciales y crediticios pueden ser almacenados durante un máximo de cinco años.

Es decir, una vez pasado este período sin cancelar la deuda o desde el momento en que se realiza el pago total de la obligación, la afectación de firma debe desaparecer.

¿Cómo resolver una afectación de firma en el Veraz debido a un error?

Muchas personas informan que han pagado sus deudas, han pasado más de 5 años sin pagarlas o simplemente han sido incluidas erróneamente en las listas, lo que ha llevado a que su firma se vea afectada durante un período prolongado.

En caso de encontrarte en esta situación, no es motivo de preocupación, ya que hay diferentes métodos para presentar una reclamación y apelar la situación:

  • Puedes hacer un reclamo por escrito, firmado en duplicado.
  • También puedes optar por enviar una carta documento para apelar la situación.
  • Otra opción es presentar una denuncia ante las autoridades encargadas de la defensa al consumidor. En este caso, se buscará llegar a una conciliación con la colaboración de terceros.

Es sumamente importante que, sin importar el medio de reclamo elegido, cuentes con la documentación correspondiente que respalde y demuestre tu situación actual y verídica.

Scroll al inicio