Cómo saber si tengo Monotributo y los límites para registrarse en este régimen fiscal

Conoce los datos más relevantes para lograr un buen posicionamiento de tu negocio en el ámbito impositivo.

Entre los aspectos fundamentales a tener en cuenta al tener un negocio, los impuestos son un factor determinante en sus resultados. La estructura tributaria en Argentina es compleja y difícil de manejar sin la asesoría de expertos.

El primer paso es cuestionarse qué régimen elegir al registrarse: Monotributo o Responsable Inscripto. En este artículo examinaremos las diferencias entre ambos.

Conocer la diferencia entre tributar como Responsable Inscripto o bajo el régimen del Monotributo es fundamental para lograr el buen posicionamiento de un negocio en términos impositivos.

¿Qué implica el Monotributo?

El Monotributo es una forma simplificada de cumplir con los requisitos de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos). Unifica los aspectos impositivos (IVA y Ganancias) y previsionales (aportes jubilatorios y a la obra social) en una única cuota mensual que se debe abonar.

El sistema está dividido en diferentes categorías, las cuales se nombran en orden alfabético, desde la A hasta la K. A partir del 1 de julio de 2022, el costo mensual de la categoría A (la más baja) es de $3.334,24.

Para poder registrarse como monotributista, se deben cumplir ciertos requisitos que varían según si se trata de un emprendimiento que ofrece productos o servicios. Estos requisitos están relacionados con la facturación total anual, la superficie del local, el consumo de energía eléctrica y el pago del alquiler.

Además de la simplificación que implica cumplir con un solo régimen, otros beneficios del Monotributo incluyen la posibilidad de realizar los pagos por distintos canales (transferencia electrónica, débito automático desde una cuenta o tarjeta de crédito, o a través de un cajero automático) y, en caso de cumplir con todos los pagos del año en tiempo y forma, la AFIP reintegra un porcentaje del pago mensual.

Límites para registrarse en el Monotributo

Como se mencionó anteriormente, no cualquier individuo puede convertirse en monotributista. Existen ciertas restricciones, principalmente relacionadas con los límites de facturación anual.

No es posible registrarse en este régimen si en los últimos doce meses se han importado productos y/o servicios con el fin de comercializarlos. Tampoco si se realizan más de tres actividades simultáneas, se poseen más de tres locales o si el precio máximo de venta unitario de los productos supera los $ 49.646,21.

  • Para la venta de productos, el límite anual de facturación es de $ 4.662.015,87.
  • Para la prestación de servicios, el límite anual de facturación es de $ 3.276.011,15.

En caso de superar estos límites, es necesario registrarse como Responsable Inscripto.

Impuestos como Responsable Inscripto

La principal diferencia entre los regímenes se encuentra en el hecho de que, al estar registrado como Responsable Inscripto, se tiene la obligación de cumplir individualmente con todos los impuestos (IVA, Ganancias y Autónomos).

La principal desventaja de esta opción radica en la obligación de presentar declaraciones juradas (mensuales de IVA y anuales de Impuesto a las Ganancias). Sin embargo, por otro lado, permite utilizar los gastos como crédito fiscal para el IVA y también deducir una parte en el pago del Impuesto a las Ganancias.

Tipos de comprobantes en cada régimen

Si estás registrado como monotributista, el comprobante que debes utilizar es la Factura C.

En el caso de ser responsable inscripto, la emisión de la factura es más compleja y depende del receptor. Estas son las opciones:

Factura A: es el documento que emite un Contribuyente Registrado a otro Contribuyente Registrado.

Factura B: es el comprobante que emite un Contribuyente Registrado a consumidores finales o personas exentas de pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Factura M: también se emite entre Contribuyentes Registrados, pero quien recibe la Factura M es un agente de retención de IVA y de Impuesto a las Ganancias.

Si estás buscando ideas para organizar las finanzas de tu negocio, encuentra en nuestro blog información y consejos que te serán de gran ayuda.

Scroll al inicio