Crowdfunding: Tipos, historia, funcionamiento y ventajas de este financiamiento colaborativo

El financiamiento colectivo es un término que ha adquirido una gran importancia en el ámbito económico de los emprendedores en los últimos diez años.

Se refiere a la posibilidad de iniciar un proyecto empresarial con la contribución de personas o empresas diferentes, en lugar de depender de una única entidad prestamista.

¿Qué es el financiamiento colectivo?

Permítanos explicar con más detalle qué es el financiamiento colectivo o crowdfunding.

Como mencionamos anteriormente, se basa en los principios de la economía colaborativa, donde la unión de diferentes pares que aportan un pequeño capital cada uno permite que un emprendedor pueda desarrollar su idea o negocio.

Estas personas que aportan su dinero de forma colectiva buscan obtener una ganancia o retribución a cambio. Aunque en algunos casos se trata de donaciones, por lo que no habrá un retorno del dinero entregado.

Las plataformas de financiamiento colectivo, donde se puede acceder a esta modalidad, se encuentran totalmente en línea. En Argentina hay varias empresas consolidadas que difunden proyectos y emprendimientos para aquellos que deseen invertir.

¿Cuál es la historia del financiamiento colectivo?

Si queremos hablar de la historia del financiamiento colectivo, debemos preguntarnos dónde se originó.

Para responder a esa pregunta, debemos remontarnos a varias décadas atrás, cuando una banda de rock de España utilizó este modelo para financiar su primer álbum gracias a la contribución de sus fanáticos. Esto ocurrió en 1989 y se considera el punto de partida de la financiación en masa.

También es posible encontrar una relación entre el financiamiento colectivo y los modelos de código abierto que utilizan los programadores.

Muchas personas colaboran ofreciendo su tiempo y conocimiento para desarrollar un software que sería muy costoso o imposible de crear por una sola persona o empresa.

¿Qué tipos de financiamiento colectivo existen?

Existen diversos modelos de financiamiento colectivo en los cuales podrás incluir tu proyecto, algunos ejemplos son:

Existen otras variantes de financiamiento colectivo dependiendo del tipo de proyecto que se esté promocionando y de la retribución esperada por los inversores.

¿Cómo funciona el financiamiento colectivo?

Como mencionamos anteriormente, esto dependerá de qué tipo de financiamiento colectivo se elija. Pero generalmente el proceso funciona de la siguiente manera:

  • El emprendedor se registra en algunas de las plataformas de financiamiento colectivo.
  • Debe completar algunos datos básicos y también explicar su proyecto de la manera más detallada posible. Este punto es fundamental, ya que dependerá de qué manera se dé a conocer el emprendimiento para que sea elegido por los inversores.
  • También debe determinar la cantidad a recaudar, así como la forma en que planea retribuir a los inversores y el plazo máximo para obtener el dinero.
  • Una vez que el proyecto está publicado, los inversores pueden revisarlo y ofrecer invertir dinero en él.
  • Una vez que se ha alcanzado el plazo para recaudar los fondos, el proyecto se cierra y el emprendedor recibe el monto recaudado.

¿Qué requisitos se deben cumplir para crear una campaña de financiamiento colectivo?

Hay muchos factores que determinarán los requisitos necesarios para obtener financiamiento para proyectos.

Dependiendo del modelo o la plataforma de financiamiento colectivo que se utilice, se presentarán diferentes requisitos para poder publicar un emprendimiento.

Lo más importante para los emprendimientos es contar con un plan estratégico mínimo. De esta manera, se podrá explicar de forma clara cuál es el proyecto y qué objetivos persigue. Gracias a ello, el inversor podrá comprender en qué está invirtiendo.

En el caso del financiamiento colectivo o también conocido como préstamos entre particulares, se aplicarán requisitos relacionados con los avales y los ingresos de la persona o empresa que solicita el dinero. Esto es para considerar si podrá devolver lo pedido según lo acordado.

¿Quién regula el financiamiento colectivo en Argentina?

Las plataformas de financiamiento colectivo en Argentina están reguladas por la Comisión Nacional de Valores, ente dependiente de la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Hacienda.

¿Qué ley regula el financiamiento colectivo en Argentina?

El financiamiento colectivo en Argentina está reglamentado en la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor N° 27349. No existe una ley específica para el financiamiento colectivo.

Por lo tanto, ante la frecuente pregunta de si ¿es legal el financiamiento colectivo?, debemos responder afirmativamente.

¿Es confiable el financiamiento colectivo?

Siempre es importante destacar que existen estafas en todos los ámbitos. Por eso, debemos estar atentos a cualquier operación que implique dinero y represente un riesgo para las partes involucradas.

Dicho esto, las plataformas que vamos a recomendar en nuestro sitio tienen todas las certificaciones necesarias, están registradas en Argentina y están reguladas por las autoridades correspondientes de nuestro país.

Antes de invertir en financiamiento colectivo, te aconsejamos que verifiques las credenciales de la plataforma a la que estás accediendo.

Si tienes alguna duda, puedes consultarnos sobre la seguridad de la plataforma. Sin embargo, es importante destacar que las páginas de financiamiento de proyectos no garantizan el retorno de la inversión. Por lo tanto, el riesgo recae directamente en el inversor o financiador.

¿Es posible invertir en financiamiento colectivo?

Por supuesto, cualquier persona puede considerar el financiamiento colectivo como una forma de inversión. Para hacerlo, debes registrarte en la plataforma como inversor.

La mayoría de los sitios utilizan fideicomisos, donde los inversores pasan a ser fiduciantes. Es importante tener en cuenta que estos fideicomisos están regulados por la CNV.

Una vez que te hayas registrado, puedes depositar dinero en tu cuenta del fideicomiso y así invertir en los proyectos que consideres adecuados.

¿Cómo financiar un proyecto?

Existen diferentes formas de obtener financiamiento para proyectos, siendo la más común solicitar un préstamo para PYME a una entidad bancaria o financiera, o intentar convencer a familiares o amigos para que confíen en tu idea y te presten dinero.

Sin embargo, debido a todo lo mencionado anteriormente, estas opciones pueden no ser las más adecuadas. Los préstamos bancarios generalmente requieren muchos documentos y condiciones, mientras que pedir dinero a la familia puede generar complicaciones y ser más costoso que obtener financiamiento de terceros.

Debido a esto, el financiamiento de proyectos a través de crowdfunding puede ser una excelente opción.

Enseguida, analizaremos los pros y contras de elegir el crowdfunding como estrategia de financiamiento.

¿Cómo obtener financiamiento para proyectos?

Si estás interesado en utilizar el crowdfunding como una de las fuentes de financiamiento para empresas pequeñas y medianas, es una buena sugerencia.

Existen plataformas en las que puedes obtener fondos para proyectos productivos o emprendimientos. La ventaja es que hay sitios especializados donde profesionales evalúan todas las condiciones.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del crowdfunding?

Comencemos hablando de los aspectos más destacados del micromecenazgo. En primer lugar, y fundamentalmente, no hay intermediarios financieros.

Esto significa que no hay ningún tercero involucrado entre la persona que recibe el dinero y quien lo otorga. De esta forma, se obtiene una mayor ganancia y se abaratan los costos.

Para los emprendedores, esto tiene dos puntos importantes, por un lado, las tasas de interés suelen ser más bajas y, por otro lado, permite que la forma de pago del financiamiento no sea solo en dinero, sino en acciones, productos u otras formas de recompensa como vimos al principio del artículo.

En segundo lugar, las empresas financiadas con crowdfunding logran obtener el dinero que necesitan de manera más rápida, ya que es más sencillo que muchas personas ofrezcan una cantidad pequeña de dinero, en lugar de lograr que un solo inversionista asuma el riesgo de proporcionar una suma importante en un solo proyecto.

Además, otra ventaja destacada es que por lo general los inversores actúan como difusores del proyecto, dándolo a conocer a otras personas debido a la confianza que han depositado en él. Así, muchas veces gracias a ellos se consiguen los primeros clientes leales que promocionan “gratuitamente” el producto o servicio que están financiando.

Como principal aspecto negativo, podemos mencionar que la obligación de revelar los detalles de la idea para obtener financiamiento para el proyecto, incluso cuando aún no está completamente desarrollado o no cuenta con los registros y patentes necesarias, puede exponer al emprendedor al riesgo de que otros copien su idea.

Si estás interesado en dejar opiniones y recomendaciones sobre crowdfunding, te invitamos a dejar un comentario al final de este artículo.

¿Cuándo es conveniente utilizar el crowdfunding?

Si deseas financiar un proyecto o emprendimiento pero no dispones del dinero necesario y tienes un plan de negocios sólido para presentar, el crowdfunding en 2023 es una excelente opción.

En medio de la inflación y la inestabilidad financiera, obtener financiamiento para un proyecto bajo este esquema resulta interesante y viable.

En muchas ocasiones, las startups que hacen su entrada en el mercado no cuentan con inversores calificados dispuestos a apostar por ellas. Por eso, muchos están recurriendo al crowdfunding como una forma de capitalización de sociedades.

También, si tienes una causa social que deseas llevar a cabo pero no cuentas con los fondos necesarios, puedes llevar tu campaña a una de las mejores plataformas de crowdfunding no financiero (donación o recompensa) y publicar allí.

¿Cómo participar en un proyecto de inversión financiado con crowdfunding?

Actualmente, en Argentina no hay muchas opciones, pero las que tenemos son muy interesantes. Los proyectos de crowdfunding inmobiliario resultan atractivos y altamente rentables.

Existen posibilidades para invertir en apartamentos, e incluso en financiamiento colectivo de hoteles. Un punto relevante es que esta oportunidad se basa en moneda extranjera, lo cual es algo a tener en cuenta en estos tiempos.

Quizás donde encuentres opiniones más extendidas sobre financiamiento colectivo es en el ámbito de los préstamos entre particulares.

Esta opción llamada P2P o préstamos colectivos te permite invertir en préstamos entre personas con tasas de interés superiores a las ofrecidas por las inversiones tradicionales a plazo fijo.

No obstante, otra alternativa que está ganando popularidad es el financiamiento colectivo agrícola. Aquí, muchos inversores diversifican su riesgo al invertir en proyectos relacionados con la agricultura o la ganadería por un tiempo limitado.

En los últimos meses también ha surgido la opción de invertir en vinos a través del financiamiento colectivo.

Pero todos los días nos sorprendemos con novedades sobre este tema, y el crecimiento de este tipo de financiamiento colectivo no se detiene.

Hemos visto todo tipo de proyectos financiados a través de esta modalidad, incluso existe financiamiento colectivo para videojuegos.

Jóvenes que necesitan dinero para finalizar un proyecto de desarrollo ofrecen la oportunidad de formar parte del mismo, e incluso te brindan el producto terminado como compensación por tu aporte.

¿Qué es el crowdsourcing?

Ya mencionamos que el concepto de crowdfunding se refiere, en resumen, a la financiación colectiva. En este caso, el crowdsourcing implica someter un proyecto, tarea, proceso o idea a consideración de un grupo de personas. Esto permite que todos opinen o contribuyan con la mejor manera de llevarlo a cabo.

En consecuencia, el crowdsourcing se refiere a la convocatoria abierta a un grupo competente de individuos para que contribuyan con sus conocimientos y habilidades en el desarrollo de una tarea compleja.

Un empresario puede utilizar este método para resolver dificultades que puedan surgir en su proyecto. Incluso para considerar la mejor manera de realizar una parte de su emprendimiento.

Impuestos sobre financiamiento colectivo

En esta sección podemos analizar los impuestos relacionados con el financiamiento colectivo desde dos perspectivas: los proyectos y los inversores.

¿Los proyectos financiados con este sistema pagan impuestos?

Los proyectos financiados con crowdfunding son iniciativas de personas o empresas que tienen proyectos específicos. Es decir, si generan ingresos, deberán pagar impuestos como cualquier otra empresa o individuo que ejerce una actividad comercial.

En este sentido, la respuesta es afirmativa. Los proyectos financiados con crowdfunding están sujetos a impuestos, incluyendo los beneficios obtenidos. Sin embargo, los impuestos se calculan sobre la rentabilidad y no sobre la cantidad recaudada.

¿Los inversores en financiamiento colectivo pagan impuestos?

Hasta hace poco tiempo, esta pregunta se respondía negativamente desde el principio. Sin embargo, a partir de 2019, con la implementación del impuesto a la renta financiera, surgen dudas al respecto.

Según esta legislación, impuestos se pagarán sobre las participaciones en fideicomisos financieros, debido a su revalorización entre el momento de compra y el valor actual.

Y aquí surge la interrogante, muchas compañías de financiamiento colectivo son fiduciarias. Lo que necesitamos investigar es si la compañía estableció un fideicomiso financiero u otro tipo de fideicomiso.

¿Cómo se registra contablemente?

Las contribuciones serán consideradas como pagos anticipados a un proyecto. Se reflejarán en la sección de pasivos a corto plazo del estado financiero. Al finalizar el proyecto, se reflejará el ingreso de la financiación como parte del capital.

Las cuentas que se utilizarán para cada uno de los contribuyentes serán de cuentas por cobrar, pero no de clientes. En esta cuenta también se registrarán las donaciones otorgadas a la compañía. Estas aparecerán en la sección de activos a corto plazo del estado financiero.

Scroll al inicio