Cuando prescribe una deuda

La pandemia de COVID-19 es principalmente una crisis sanitaria, aunque también ha impactado negativamente en las economías, tanto pequeñas como medianas y grandes. En Argentina, la recaudación de impuestos ha disminuido drásticamente debido a esta situación, lo que ha llevado a un aumento exponencial de las deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a pesar de las medidas tomadas por el gobierno, como moratorias y préstamos a tasa cero, para mitigar la crisis.

De acuerdo con datos de mediados de 2020, las deudas con el organismo recaudador aumentaron más del 90% en comparación con principios de ese año.

Ante la caída de los ingresos en diversos sectores de la economía, muchos contribuyentes se preguntan cuándo prescriben las deudas con la AFIP. Es importante destacar que las deudas impositivas prescriben a los 5 años, mientras que para las deudas de seguridad social, el plazo es de 10 años.

¿Cuándo prescriben las deudas de los autónomos?

Al analizar el momento en que las deudas prescriben, es importante tener en cuenta que una vez transcurridos los plazos mencionados, ya no se pueden exigir. Sin embargo, existen casos en los que la prescripción puede suspender o interrumpirse, lo que prolonga el período. Un ejemplo de esto fue el caso de los blanqueos de capitales realizados entre 2009 y 2013.

En lo que respecta a las deudas de los autónomos, estas prescriben a los 10 años.

Es importante considerar que cuando las deudas están en un juzgado con efecto suspensivo, tampoco se pueden exigir. Mientras la AFIP está tomando medidas, no se pueden embargar ni ejecutar acciones legales. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no todos los juzgados y todas las instancias tienen efecto suspensivo.

Según lo detallado en la página de soporte de la AFIP, “las acciones y poderes del Fisco para determinar y exigir el pago de los impuestos, así como para aplicar y hacer efectivas las sanciones y clausuras establecidas en la ley, prescriben” en los siguientes plazos:

a) Transcurridos 5 años en el caso de contribuyentes inscriptos, así como en el caso de contribuyentes no inscriptos que no tengan obligación legal de inscribirse ante la AFIP o que, teniendo esa obligación y no cumpliéndola, regularicen su situación de manera voluntaria.

b) Transcurridos 10 años en el caso de contribuyentes no inscriptos.

En Adelantos.com, una compañía destacada en el ámbito de los préstamos rápidos, te brindamos la posibilidad de obtener hasta 20.000 pesos para solventar tus deudas, hacer frente a pagos pendientes, obtener un impulso económico para tu propio negocio e incluso para realizar pagos en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Todo este proceso se lleva a cabo íntegramente por Internet, con requisitos mínimos y garantizando plena seguridad. Una vez que tu solicitud es aprobada, el dinero se transfiere en menos de dos minutos.

Scroll al inicio