Factoring: ¿Qué es y cómo funciona? Características y tipos de factoring, costos y contabilidad del factoraje

En esta página nos ocuparemos de un servicio financiero para empresas que está siendo cada vez más utilizado. Nos referimos al factoraje o factoring financiero. Se trata de una herramienta que permite a las pequeñas y medianas empresas crecer y administrar de manera más efectiva sus cobros, al mismo tiempo que mantienen saludable su capital de trabajo.

¿Qué es el factoring y cuál es su utilidad?

El factoring es un servicio financiero que ofrece financiamiento a las empresas. A través de este servicio, la entidad financiera o “factor” adquiere las facturas pendientes de cobro emitidas por la empresa (cliente) y se encarga de cobrarlas a los deudores. En el contexto actual de nuestro país, el factoring se ha vuelto una herramienta esencial para el crecimiento de las pymes.

Por supuesto, este adelanto de dinero por las facturas tiene un costo, que generalmente se traduce en un descuento sobre el valor de la factura o un porcentaje de los cobros realizados, según el tipo de factoring que se utilice, algo que veremos más adelante.

Características del factoraje

El factoring se caracteriza por ser una fuente rápida y segura de flujo de efectivo al financiar las cuentas por cobrar. Por lo tanto, cuando nos preguntamos para qué se utiliza el factoraje, es importante destacar que suele ser una fuente de financiamiento alternativa y más económica para las empresas.

Además, nos permite reducir el tiempo dedicado a la gestión y cobranza, ya que el factor se encarga de cobrar la deuda y asumir el riesgo crediticio.

Es fácil ampliar la línea de factoring a medida que las ventas comienzan a aumentar. Además, resulta menos costoso que recurrir a un préstamo tradicional para pymes.

Como expertos en la cobranza de deudas, las compañías de factoring profesionales y los “recordatorios suaves” pueden mejorar los plazos de pago por parte de sus clientes y clientes a largo plazo. El financiamiento de facturas puede proporcionar un mejor control del flujo de efectivo cuando hay diferentes condiciones de crédito entre los clientes.

¿Cómo funciona el factoring de facturas?

La gran mayoría de las empresas que se dedican al factoraje suelen realizar los pagos en dos partes o en varios tramos. En primer lugar, cubren la mayoría de las cuentas por cobrar, lo cual asegura el flujo de dinero de la empresa. El resto del pago se realiza cuando el cliente final paga su factura, descontando la tarifa de factoraje.

  1. Enviar las facturas al factor para determinar si se puede realizar el factoraje de las cuentas por cobrar. Después, la compañía de factoraje evaluará los riesgos y proporcionará una cotización.
  2. Una vez que se llegue a un acuerdo, el factor transferirá una parte del dinero acordado.
  3. El factor comenzará a cobrar la factura del cliente.
  4. Una vez que se cobre la factura, el factor pagará el saldo restante, descontando su tarifa.

Variedades de factoraje

Existen distintas variedades de factoraje, aunque las más conocidas sean el factoraje con recurso y el factoraje sin recurso. A continuación, se explicará cada uno de ellos de manera detallada.

Factoraje con y sin recurso

En el caso del factoraje sin recurso, el riesgo lo asume la institución financiera. Esto significa que si el cliente no paga, el factor no podrá recuperar el dinero que adelantó a la empresa cedente.

Por otro lado, en el factoraje con recurso, el riesgo es asumido por la empresa cedente. Esto significa que si el cliente no paga, la empresa cedente deberá devolver el dinero que le adelantó el factor.

La diferencia fundamental entre el factoraje con recurso y el factoraje sin recurso radica en el riesgo asumido tanto por el factor como por la empresa. Además, también se ve reflejado en el costo asociado a las operaciones, siendo el factoraje con recurso más caro que el factoraje sin recurso.

Factoraje con o sin globalidad

Esta clasificación se basa en la cantidad de clientes cuyas facturas son entregadas al factor. Si se trata de factoraje con globalidad, la línea de crédito abarca todas las facturas emitidas por la empresa para uno o varios clientes.

En el supuesto contrario, si el financiamiento es sin totalidad, el agente financiero incluirá en el acuerdo una porción de las facturas que la empresa emite a uno o varios clientes.

Financiamiento nacional o internacional

Según el ámbito geográfico en el que se lleven a cabo las transacciones, tendremos financiamiento nacional si tanto la empresa como el cliente cedido tienen operaciones en Argentina, y estaremos en presencia de financiamiento internacional si la empresa o el cliente son extranjeros. Algunos se refieren a este último como financiamiento de exportación.

Financiamiento con y sin aviso

En esta clasificación tenemos dos tipos de financiamiento que es crucial distinguir al momento de contratar. Nos referimos a si se realiza aviso al deudor.

  1. Con aviso: en el financiamiento con aviso, el cliente es informado de que para saldar su deuda deberá realizar el pago a la entidad financiera.
  2. Sin aviso: el cliente pagará a la empresa que emitió la factura y esta entregará el importe a la entidad financiera.

Financiamiento con anticipo íntegro o parcial

Según el tipo de adelanto que la empresa reciba, estaremos en presencia de financiamiento con adelanto íntegro si se anticipa el importe completo de la factura y de financiamiento con adelanto parcial cuando solo se anticipa parte del crédito.

Costo del Financiamiento

Los costos del financiamiento varían según lo que ofrezca la entidad financiera. Normalmente las empresas de factoring aplicarán una comisión fija y una variable sobre los montos financiados que dependerán del riesgo de incobrabilidad. Y por supuesto, también se incrementarán los costos en los casos en que el financiamiento sea con o sin recurso, según el caso.

¿Cómo se registra el factoraje en la contabilidad?

Al momento de llevar a cabo el registro contable, es importante considerar la distinción entre el factoring con recurso y sin recurso. Examinemos primero el primero.

Supongamos que se cede una factura por un valor de 3 millones de pesos, y se decide contratar un factoring con recurso. En caso de que haya un impago, se deberá asumir la responsabilidad del adelanto otorgado por parte del factoring. Bajo la suposición de que el documento tiene un plazo de 30 días, se debe mantener una deuda en el balance. Esto se debe a que, en el eventual caso de que el deudor no realice el pago de la factura, nuestra empresa tendrá que hacerse cargo de dicho pago.

Debe

Descripción

Haber

2.944.000

Banco

30.000

Gastos financieros por operaciones de factoring

26.000

Intereses por operaciones de factoring

Deudas por operaciones de factoring

3.000.000

Si se cumple la fecha de vencimiento de la factura y el deudor realiza el pago:

Debe

Descripción

Haber

3.000.000

Deudas por operaciones de factoring

a Clientes por operaciones de factoring

3.000.000

Si se cumple la fecha de vencimiento de la factura y no se realiza el pago por parte del deudor:

Debe

Descripción

Haber

3.000.000

Deudas por operaciones de factoring

a Banco

3.000.000

En el caso del factoring sin recurso, veamos la diferencia:

Debe

Descripción

Haber

2.644.000

Banco

30.000

Gastos financieros por operaciones de factoring

26.000

Intereses por operaciones de factoring

300.000

Clientes por operaciones de factoring

a Clientes

3.000.000

body {
font-family: Arial, sans-serif;
line-height: 1.5;
}
h2 {
font-weight: bold;
margin-bottom: 10px;
}
table {
border-collapse: collapse;
width: 100%;
}
td {
border: 1px solid #ddd;
padding: 8px;
text-align: left;
}

En caso de que la factura se pague por completo antes de la fecha de vencimiento:

Debe Descripción Haber
3.000.000 Banco
a Clientes por operaciones de factoring 3.000.000
Debe Descripción Haber
3.000.000 Pérdida por créditos comerciales incobrables
a Clientes por operaciones de factoring 3.000.000

Impuestos relacionados con el factoring

Como una herramienta de financiamiento, el factoring no está sujeto a impuestos para la empresa que busca financiamiento. Sin embargo, los costos son deducibles de impuestos sobre ganancias corporativas. Los bancos o empresas de factoring, por otro lado, deben aplicar el IVA del 21% sobre los intereses y cargos adicionales. Esto nos permite obtener un crédito fiscal a nuestro favor.

Diferencias entre Confirming y Factoring

Es común que muchos lectores confundan los términos de confirming y factoring, por lo tanto, aclararemos la distinción precisa aquí. La diferencia entre ambos es clara: el factoring es un método de financiamiento basado en las cuentas por cobrar de una empresa, es decir, sus facturas emitidas, mientras que el confirming es un método de financiamiento para los proveedores, o facturas recibidas por la empresa.

El confirming también es conocido como factoraje de deuda, factoraje a proveedores o factoring inverso. Sin embargo, las operaciones son completamente diferentes. En el caso del factoring, el financiamiento se realiza directamente con la empresa solicitante, mientras que en el confirming, los proveedores reciben este derecho y la empresa solicitante únicamente tiene la responsabilidad de gestionar los pagos.

Scroll al inicio