Período de gracia: ¿Cómo funciona y qué ventajas y desventajas tiene?

En esta página explicaremos detalladamente qué es y para qué se utiliza el periodo de gracia en distintos productos financieros. Aunque cabe mencionar que también puede aplicarse a otros elementos diferentes a los financieros, nos enfocaremos en las finanzas aquí.

Como definición, el periodo de gracia es un lapso en el cual una persona que tiene una deuda deja de pagarla, ya sea de forma parcial o total. Normalmente, estos periodos ocurren al comienzo de un préstamo, por ejemplo, para que el deudor pueda utilizar el dinero obtenido y generar ingresos suficientes para hacer frente a los pagos.

¿Cómo funciona el periodo de gracia?

El periodo de gracia es el tiempo en el que no se cobran las cuotas del préstamo solicitado, permitiendo aplazar su pago. No se debe confundir con algún descuento o una cuota regalada por parte del banco, ya que el periodo de gracia implica un costo reflejado en la tasa de interés y en las cuotas futuras.

¿Para qué sirve tener un periodo de gracia?

El periodo de gracia se crea y otorga con el fin de darle un respiro al deudor. Durante el tiempo en que no paga la deuda, podrá obtener ingresos e invertir el dinero prestado para generar mayores rendimientos y así poder hacer frente a los pagos posteriores.

¿Se aplican intereses durante el período de gracia?

Sí, durante el periodo de gracia se pagan intereses a menos que el contrato indique lo contrario. Por ejemplo, si solicitamos un préstamo a 36 meses y cuenta con 3 meses de gracia, acumularemos intereses durante esos primeros tres meses que se sumarán a las 36 cuotas posteriores.

¿En qué casos es conveniente?

El periodo de gracia resulta conveniente cuando las cantidades de dinero solicitadas son altas. Por ejemplo, un crédito hipotecario, un préstamo para negocios o para estudiantes, son casos en los que es factible contar con un tiempo de reserva antes de empezar a pagar las cuotas. Además, es común solicitar préstamos para estudiantes con periodo de gracia.

Todo esto pierde validez si los intereses son excesivos y hacen que el préstamo durante el período de gracia se vuelva excesivamente alto.

Beneficios y desventajas del período de gracia

  • Permite tener tiempo para generar ingresos e invertir el dinero
  • Solo genera intereses (en la mayoría de los casos) y no se requiere el pago de cuotas
  • Nos permite tomar decisiones con mayor calma
  • Extendemos el plazo para pagar la deuda
  • Retrasamos el desembolso de dinero
  • Significa que tenemos una deuda durante un período de tiempo más largo
  • Aumenta la deuda debido a los intereses generados durante el período de gracia
  • Es difícil acceder a él si nuestro historial de crédito no es bueno

Tipos de períodos de gracia

Existen dos tipos principales de períodos de gracia: total y parcial. También podemos categorizar los productos financieros que ofrecen este tipo de beneficio al deudor.

¿Qué significa el período de gracia total y parcial?

Cuando hablamos de los tipos de períodos de gracia, la distinción es sencilla. Un período de gracia total implica que el deudor no pague nada, ni capital ni intereses de su cuota durante un período de tiempo determinado. En cambio, el período de gracia o carencia parcial implica que durante ese tiempo solo se paga la parte de intereses de la cuota, no el capital.

Período de gracia en pólizas de seguros

En el caso de los seguros, se aplica lo que la póliza indique. Sin embargo, generalmente se conoce como período de gracia a la extensión de la cobertura durante al menos 30 días, incluso si la persona no paga la cuota. Es decir, si el seguro de nuestro automóvil vence el 3 de abril, aunque no hayamos pagado la cuota, estaremos cubiertos hasta el 3 de mayo, momento en el que se cancelará automáticamente.

Plazo de indulgencia en préstamos

El plazo de indulgencia en un préstamo consiste en posponer el pago de la primera cuota de acuerdo con lo que decidan las partes involucradas. Actualmente, los préstamos con plazo de indulgencia no son comunes, pero sí hay muchas ofertas de compras con tarjetas que ofrecen este beneficio.

Plazo de indulgencia en tarjetas de crédito

En las tarjetas de crédito, el plazo de indulgencia se refiere al tiempo que transcurre entre el cierre de la tarjeta y la fecha de vencimiento. Es decir, durante esos días, el usuario no acumula intereses. Sin embargo, este término no se utiliza internacionalmente.

Cuando nos referimos a un plazo de indulgencia en el pago de tarjetas de crédito, nos referimos a no realizar el pago de las cuotas durante un período determinado, lo que generará intereses y posteriormente comenzaremos a pagar las deudas, ya sea en su totalidad o parcialmente.

Ejemplo de plazo de indulgencia

A continuación, se muestra un ejemplo de cómo se calcula una amortización con plazo de indulgencia. En este caso, se solicita un préstamo de $15.000 con una tasa de interés mensual efectiva del 3% y se pagará en 6 cuotas iguales.

Además, se solicita un plazo de indulgencia de tres meses. Si esto sucede, la tabla de amortización sería la siguiente:

Período

Intereses

Capital

Cuota

Saldo

0

15000,00

1

450,00

15450,00

2

463,50

15913,50

3

477,41

16390,91

4

491,73

2533,98

3025,71

13856,93

5

415,71

2610,00

3025,71

11246,93

6

337,41

2688,30

3025,71

8558,63

7

256,76

2768,95

3025,71

5789,66

8

173,69

2852,03

3025,71

2937,59

9

88,13

2937,59

3025,71

Totales

3154,32

16390,85

18154,27

Este modelo utiliza el sistema de amortización francés con plazo de indulgencia.

Scroll al inicio