Se puede vender un auto prendado

Es muy común actualmente elegir préstamos prendarios para comprar un auto. Casi todos los bancos tienen líneas de crédito de este tipo y los requisitos para solicitarlos no suelen ser realmente muy elevados.

Sin embargo, por distintas situaciones, hay muchas personas que luego no pueden hacer frente a las cuotas del mismo y quedan en situaciones financieras comprometidas. Ya que no pagar el crédito implicaría, no solo un historial crediticio negativo, sino la quita de la propiedad del vehículo en cuestión.

Por eso, suele surgir la pregunta que ha motivado este artículo: ¿puedo vender mi auto prendado si aún debo cuotas? Vamos a hablar en profundidad de este tema.

¿Qué quiere decir que un auto esta prendado?

Que un auto esté prendado quiere decir que tiene sobre él un préstamo que todavía no ha sido cancelado. Esto hace que exista un acreedor detrás que posee el derecho de venderlo si dicho préstamo no es devuelto.

Para saber exactamente qué quiere decir que un auto esté prendado, es necesario definir bien qué es un crédito prendario.

Un crédito prendario es un préstamo que un banco (o entidad crediticia) le otorga a una persona para comprar un bien mueble, en este caso un vehículo. Dicho préstamo puede ser por la totalidad del valor del mismo o por un porcentaje.

Este préstamo prendario, tiene algunas características que lo hacen distinto al resto. La más importante es que el propio bien se entrega como garantía de cumplimiento de la obligación. Por lo que, llegado el caso que el deudor no pudiera pagar el préstamo, el acreedor (el banco) tiene el derecho de vender el bien para cobrar la deuda.

Por otro lado, antes de aprobarse el préstamo, ambas partes deben ponerse de acuerdo en cómo va a utilizarse el bien y el destino que puede o no dársele.

¿Se puede vender un auto prendado con cuotas pendientes?

Ahora bien, supongamos que quien tomó el préstamo prendario desea vender el vehículo por el cuál solicitó el crédito. Ya sea porque no puede seguir pagando las cuotas o por cualquier otro motivo ¿Se puede vender un auto que está prendado?. La respuesta es sí. Es posible vender un auto que tenga un préstamo prendario sobre él. Ahora bien, existen dos opciones para ello:

  1. Vender el auto y que el comprador (es decir el nuevo dueño) asuma la deuda y todas las obligaciones que conlleve y pagar el resto del préstamo al banco. El gran problema de esto es que dicha venta tiene que ser aprobada previamente por el acreedor (banco) que, además, hará un completo análisis crediticio del nuevo dueño, por lo cual hay muchas chances de que acabe por rechazar esta operación.
  2. Vender el auto y con ese dinero pagar las cuotas restantes para cancelar la prenda y, luego, realizar la transferencia al nuevo comprador (ya libre de la prenda). Esto requiere un acuerdo previo entre el vendedor del auto y el comprador, pero se ahorra cualquier intermediación del banco en la operación. Por lo que, sin dudas, esta es la opción más sencilla. 

Para empezar, cabe destacar, como ya hemos dicho, que, si el auto está prendado, el banco tiene el derecho de decidir si se puede realizar la operación. Por lo que el primer riesgo es que el banco no permita realizar la transferencia del auto.

En el caso en que el banco lo apruebe, el comprador pasa a ser responsable por el pago de la deuda pendiente, quedando la utilización del vehículo sujeta a lo dispuesto en el trato inicial.

Los Mejores Préstamos Online en Efectivo

Si hay un acuerdo previo entre el vendedor y el comprador, tal como hemos visto en el punto 2 del inciso anterior, esto también conlleva un riesgo. Ya que, hasta no estar saldada la deuda del vendedor con el banco, no se podrá realizar la transferencia del bien. Esto puede tardar un tiempo y, además, puede existir riesgo de estafas.

¿Cuándo caduca la prenda del auto?

En un préstamo prendario, existe un plazo máximo por el cual rige la prenda sobre el vehículo en cuestión. Ese plazo es de 5 años (con posibilidad de renovarse otros 3 años) según establece el artículo 1, del capítulo XIII del Digesto de Normas Técnico Registrales de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios.

En este se establece que que la prenda del auto queda vigente hasta que el deudor complete el pago del préstamo, sin embargo, el limite para una prenda de un auto es de cinco años.

¿Se puede transferir un auto en prenda? ¿Es conveniente hacerlo después de completar el pago?

Como hemos visto anteriormente, es posible realizar la transferencia de un auto en prenda. Sin embargo, esta operación puede resultar bastante engorrosa, ya que está sujeta a aprobación del acreedor, en este caso el banco. Quien tiene el derecho de permitir o no que esta se realice.

Por lo cual, para hacer la transferencia de un auto prendado, es recomendable primero completar el pago del préstamo. Para que, de esta manera, el mismo quede libre de la prenda y no haya nada que impida la transferencia. De todas maneras, esto suele requerir que haya un arreglo previo entre el comprador y el vendedor del auto.

¿Puedo devolver un auto prendado?

Llegado el caso de que no puedas pagar las cuotas y quieras devolver el auto, que puedas hacerlo o no, dependerá del acuerdo previo que hayas tenido con la concesionaria o con el dueño anterior del auto (si era usado). Aunque hay que decir, que por lo general esto no es posible hacerlo.

En ese caso, es mejor intentar venderlo, aunque se pierda dinero en la operación.

Algunos consejos útiles sobre autos que aún no se terminan de pagar

  1. Si decidís venderlo, recordá que antes necesitás la aprobación del acreedor (banco) para hacerlo.
  2. Muchas veces hacer esto suele ser muy engorroso, por lo cual es mejor vender el auto a un tercero y, con ese dinero, cancelar las cuotas adeudadas para transferir el vehículo sin problemas.
  3. A la hora de firmar un crédito prendario, tomate el tiempo para analizar todas las condiciones del mismo. 

En conclusión

Un crédito prendario es una buena alternativa para poder comprar tu auto. Sin embargo, por distintas situaciones, el deudor puede acabar teniendo problemas a la hora de devolver su préstamo. Este crédito, tiene sus propias características que lo hacen diferente al resto, principalmente, que el propio vehículo es la garantía.

Si estás pagando un préstamo prendario por tu auto y ya no podés pagar las cuotas, lo mejor que podés hacer es vender el auto a un tercero. Esto, seguramente, acabará haciendo que pierdas dinero con respecto a lo que gastaste inicialmente, pero es la solución más fácil y económica de no tener que seguir en un crédito al que ya no podés hacer frente.

¿Tenés dudas sobre cómo funciona un crédito prendario o no sabés que hacer con un préstamo que no podés seguir pagando? Dejanos tu consulta en la caja de comentarios. Vamos a estar atentos para resolver todas las dudas.

Scroll al inicio