Stop debit: todo sobre este procedimiento que frena pagos automáticos

Todo lo que necesitas saber sobre este procedimiento que detiene los pagos automáticos.

El stop debit es un proceso que permite detener los pagos automáticos realizados con tarjetas de débito. También se puede utilizar para detener el cobro del resumen de la tarjeta de crédito.

Existen otras definiciones y conceptos importantes para comprender el significado del stop debit:

  • Es una manera de suspender un débito automático.
  • Es una herramienta financiera ofrecida por los bancos.
  • Es un derecho establecido por las regulaciones del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para los consumidores.
  • Permite ejercer el derecho de retractación, según la terminología utilizada en el ámbito.
  • En términos sencillos, el stop debit es una instrucción del cliente al banco para no realizar un pago.

Cómo funciona el stop debit y cuándo se utiliza

El stop debit resulta útil en situaciones en las que no se puede pagar una factura a tiempo que está vinculada a un débito automático.

Para aquellos que no están familiarizados, las empresas y las entidades bancarias permiten a los clientes configurar pagos automáticos de servicios. Esto resulta conveniente para no tener que preocuparse por la fecha de pago cada mes, pero en ocasiones es necesario utilizar el stop debit.

En cuanto a su funcionamiento, cada entidad bancaria tiene sus propias normas, aunque en algunos casos se puede solicitar “previamente” hasta un día antes de la fecha del débito automático. Incluso hay entidades que permiten hacerlo después de que se haya realizado el pago, en lo que denominan “revertir” el pago.

Es importante tener en cuenta que el stop debit solo se aplica durante un mes y que el débito automático vuelve a estar activo para el mes siguiente. En otras palabras, detener el pago automático no implica cancelar el débito automático de manera permanente, sino que solo se aplica al próximo cobro.

Aquellos que simplemente se pregunten qué es el stop debit deben tener en cuenta que al detener el pago automático será necesario realizarlo manualmente para evitar incurrir en morosidad.

En la gran mayoría de las instituciones financieras se ofrece la oportunidad de realizar la suspensión de débitos a través de los canales en línea, es decir, desde la plataforma de banca en línea del respectivo banco. En estos casos, se requerirá que el cliente seleccione el servicio específico para el cual desea realizar la suspensión de débito.

A pesar de los beneficios de este derecho de los consumidores, el pago de servicios mediante débito automático sigue siendo una opción conveniente y eficiente para evitar olvidos en los pagos, automatizándolos. Además, ayuda a evitar intereses por retrasos en los pagos y en muchas ocasiones las compañías ofrecen ventajas a los clientes que optan por esta modalidad. Si el cliente bancario desea detener un pago y no puede abonarlo, puede recurrir a la suspensión de débito.

Para aquellos clientes bancarios que no puedan realizar los pagos y no deseen suspender el débito automático, existe otra opción viable que es solicitar préstamos personales únicamente con el DNI. Este sistema es conveniente ya que solo se necesita ser mayor de 18 años y poseer una cuenta bancaria para obtener hasta $210.000 en tan solo dos minutos.

Scroll al inicio