Préstamos a tasa fija: ¿qué son y cuándo conviene solicitarlos?

Uno de los aspectos clave al solicitar un préstamo es conocer el monto de la cuota y la tasa de interés que se aplicará al préstamo. Para tener una idea precisa de lo que se pagará mensualmente, los préstamos con tasa fija son muy populares, ya que mantienen el valor de la cuota constante durante todo el plazo de devolución del dinero.

¿Qué se entiende por préstamos a tasa fija?

Los préstamos a tasa fija se refieren a la forma en que se obtiene un préstamo a plazo, en la cual el interés no varía mientras la persona esté pagando las cuotas. Al buscar préstamos a tasa fija, se garantiza que no habrá cambios en el monto de las cuotas mensuales.

La tasa acordada al comienzo del préstamo, en el momento de la firma del contrato, no sufrirá cambios en el futuro. Esto significa que la persona sabrá que siempre se le debitará el mismo importe de su cuenta, sin sorpresas.

¿Cuándo es conveniente solicitar un préstamo a tasa fija?

Es importante aclarar que la mayoría de los préstamos personales en la actualidad utilizan esta modalidad, siendo la excepción los créditos a tasa variable.

Es conveniente solicitar préstamos a tasa fija en moneda nacional, especialmente en contextos como el de Argentina, donde existe inestabilidad económica y fluctuaciones en el sistema financiero que hacen que el futuro sea bastante impredecible. De esta manera, como ya se mencionó, la persona sabe de antemano cuánto dinero deberá devolver al finalizar el préstamo y cuál será el importe de las cuotas.

¿Los préstamos a tasa fija son más costosos que los de tasa variable?

No, de hecho pueden tener un menor costo, dependiendo de las condiciones de cada préstamo. Los préstamos personales a tasa fija con sistema de amortización francés son la mejor opción al solicitar un préstamo.

De hecho, sería algo arriesgado adquirir un crédito completamente a tasa variable, ya que habría que analizar detalladamente cuál sería el componente variable de la tasa y bajo qué criterio se movería cada mes. En los casos de préstamos a corto plazo, una tasa variable puede ser beneficiosa, ya que es poco probable que haya fluctuaciones abruptas.

Pero es importante tener en consideración que Argentina cuenta con una economía volátil y que las circunstancias pueden cambiar constantemente.

Préstamos con interés fijo o UVA ¿cuál es más conveniente?

Los préstamos con interés variable son más habituales en los créditos hipotecarios, ya que al ser a largo plazo utilizan un elemento de interés variable, como las UVAs, para ajustar las cuotas según la inflación o el aumento de los salarios.

Mientras que la mayoría de los préstamos personales tienen un interés fijo, los créditos para la adquisición de una vivienda suelen tener un interés variable. En la actualidad, debido a la alta inflación en nuestro país, sería más conveniente evitar los préstamos con tasas UVAs. Según un comunicado gubernamental, se establecerá un límite en el valor de las UVAs para que no puedan crecer más que los salarios.

Los préstamos con interés fijo para la compra de propiedades prácticamente no existen, pero es importante mencionar que, en general, tienen una tasa mixta, es decir, incorporan tanto un componente fijo como uno variable.

Scroll al inicio