Tipos de facturas en Argentina: Todo lo que necesitas saber

En Argentina, la emisión de un comprobante por cada venta o prestación de servicios dependerá del tipo de operación realizada. En este sentido, los tipos de factura más utilizados son:

  • Factura A: emitida por un responsable inscripto a otro responsable inscripto o monotributista.
  • Factura B: emitida por un responsable inscripto a un consumidor final o a alguien exento de IVA.
  • Factura C: emitida por un monotributista o alguien exento de IVA a cualquier destinatario.
  • Factura M: emitida por un responsable inscripto a otro responsable inscripto (seguir leyendo para conocer la diferencia con la Factura A).
  • Factura E: emitida por un exportador a un sujeto del exterior.
  • Factura T: emitida por un hotel o servicio de alojamiento a turistas extranjeros.

En este artículo veremos en detalle las especificaciones de cada uno de estos comprobantes según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), para que tengas un mejor entendimiento sobre la facturación de tu negocio.

Aunque se recomienda contar con el asesoramiento de un profesional en materia contable e impositiva, entendemos la importancia para los emprendedores de comprender los conceptos legales relacionados con su empresa, ya sea para la venta de productos o servicios en el país o en el extranjero.

Antes de pasar a conocer los tipos de factura existentes en Argentina, explicaremos brevemente qué se entiende por responsable inscripto y monotributista, dos términos clave que se repetirán a lo largo de esta guía.

Responsable inscripto y monotributista: ¿qué significan?

En términos generales, un responsable inscripto es aquella persona registrada en el régimen general y que debe liquidar los impuestos de IVA, Ganancias y Autónomos (seguridad social y obra social) de manera individual.

Por otro lado, un monotributista es aquella persona que forma parte del régimen simplificado ofrecido por la AFIP a los pequeños contribuyentes, quienes pagan una cantidad fija mensual sin tener que realizar liquidaciones de cada impuesto.

Definición de factura

Antes de analizar los tipos de comprobantes oficiales existentes en Argentina, debemos entender qué se entiende por factura según su definición oficial.

Es un documento en el cual se especifican los productos vendidos o los servicios prestados junto con su coste, y se entrega al cliente para solicitar el pago.

Tal como fue mencionado al inicio de este artículo, la emisión de un comprobante por cada venta o servicio en nuestro país está sujeta al individuo con el que se esté realizando la transacción, lo cual resulta en la siguiente clasificación que se expondrá a continuación.

Factura A

La factura A es aquella que emite un contribuyente registrado a otro contribuyente registrado. Comúnmente se utiliza en el tipo de negocio B2B (business to business). Si estás registrado en el Régimen General, este es el tipo de factura que entregarás a tus proveedores, en caso de que ellos también sean contribuyentes registrados.

Además, si el contribuyente registrado emite facturas a un monotributista, deben ser comprobantes tipo «A», con la leyenda «Receptor del comprobante – Responsable Monotributo«.

Por último, existe la factura A con la leyenda «Operación sujeta a retención«. En este caso, la AFIP explica lo siguiente:

Los individuos que reciban este tipo de comprobantes actuarán como agentes de retención del IVA y del impuesto a las ganancias, y deberán abonar la diferencia entre el importe total facturado y el monto retenido, mediante transferencia bancaria o depósito en la cuenta bancaria cuya CBU haya sido informada por el vendedor.

  • 50% del IVA de la operación
  • 3% de impuesto a las ganancias

Factura B

La factura B es el comprobante que emite un contribuyente registrado a los consumidores finales. Si estás registrado en el Régimen General, entonces este es el tipo de factura que entregarás a tus clientes de tu tienda en línea.

En el mismo sentido, los contribuyentes inscritos emiten la factura B a aquellos sujetos exentos en el IVA. Por lo general, un sujeto está exento de pagar el IVA debido al tipo de bien que comercializa o al servicio que presta, caracterizado por su contribución al bienestar común de la sociedad.

Algunos ejemplos de productos o servicios exentos son los libros, la enseñanza para personas con discapacidad, los servicios de atención médica, los espectáculos culturales y deportivos amateurs, entre otros. Si deseas ver la lista completa, accede a la ley a través de este enlace y lee el Título II que se refiere a las Exenciones.

Ten en cuenta que la factura B incluye el IVA, pero no está desglosado. En este sentido, los sujetos mencionados anteriormente no podrán utilizar este crédito fiscal.

Factura C

La factura C es emitida por los monotributistas o sujetos exentos en el IVA a cualquier destinatario, sin importar su condición fiscal. Por ejemplo, si vendes en línea y eres monotributista, este es el tipo de comprobante que entregarás a tus clientes.

Sin embargo, existe una excepción para los monotributistas que realicen operaciones de exportación, quienes en lugar de emitir la factura «C» deben emitir el comprobante tipo «E», del que hablaremos más adelante.

Ten en cuenta que, según las normas de la AFIP, todos los monotributistas, sin importar la categoría en la que estén clasificados, deben utilizar la factura electrónica para todas sus operaciones con consumidores finales.

Factura M

Al igual que la factura A, la factura M es emitida por un responsable inscripto a otro responsable inscripto. La diferencia radica en el hecho de que el sujeto que recibe el comprobante tipo «M» actuará como agente de retención de IVA y del impuesto a las ganancias.

Este tipo de facturas suelen autorizarse a contribuyentes que solicitan por primera vez emitir facturas tipo A y presentan inconsistencias.

  • La totalidad del IVA de la transacción.
  • 6% de impuesto sobre las utilidades.
  • Factura E.
  • La factura E es emitida por un exportador (ya sea un responsable inscrito o un sujeto del monotributo) a un individuo extranjero.
  • Si, por ejemplo, realizas consultoría, traducciones, programación, diseño u otras actividades similares desde Argentina para alguien o una empresa en otro país, debes emitir una factura “E”, ya que estás exportando servicios.
  • La factura tipo “E” debe emitirse al CUIT de la empresa en el país al que se exporta y al tipo de cliente (ya sea una persona física o jurídica), según una lista establecida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El comprobante puede emitirse en cualquier moneda extranjera o en pesos argentinos.

Factura T

Las facturas T son generalmente emitidas por hoteles y servicios de alojamiento a turistas extranjeros.

Este último comprobante que hemos incluido en la lista de los tipos de facturas más utilizados en Argentina tiene la característica de implicar un reembolso establecido en la Resolución General Nº 3971 para las transacciones que se facturen bajo el tipo “T”.

Cómo se emiten las facturas en Argentina

En la actualidad, las formas de emisión más utilizadas (y requeridas por la AFIP) son: a través de controladores fiscales o sistemas electrónicos de facturación.

Los responsables inscritos, que emiten facturas A, B y M para respaldar las operaciones de compraventa, alquileres y prestación de servicios, obras y anticipos que congelen el precio, deben emitir comprobantes siguiendo las siguientes modalidades:

  • Controladores fiscales.
  • Facturación electrónica.
  • Comprobantes en caso de contingencia establecido por la Resolución General N° 100.

Los sujetos del monotributo y los exentos del IVA deben facturar electrónicamente a través del servicio con clave fiscal “Comprobantes en línea”, la aplicación Facturador móvil o utilizando un controlador fiscal.

Ten en cuenta que, para cualquiera de las tres opciones, es necesario tener un talonario de factura manual, como precaución ante cualquier problema que pueda surgir con los sistemas de emisión.

Factura Electrónica: Definición, Emisores y Procedimiento

La factura electrónica es una opción necesaria según lo estipulado por la AFIP.

De acuerdo con el propio organismo regulador, “la factura electrónica es un documento digital que cumple con la misma finalidad y tiene la misma validez legal que la factura en papel, reemplazándola en la mayoría de las transacciones de aquellos que están obligados o eligen utilizarla”.

Como su nombre lo indica, esta herramienta permite gestionar, almacenar e intercambiar comprobantes de manera digital, sin necesidad de imprimirlos, gracias a la aplicación de la facturación móvil.

¿Quiénes deben emitir facturas electrónicas?

  • Contribuyentes registrados.
  • Personas que tributan a través del régimen simplificado.
  • Aquellos que realizan actividades especificadas en el anexo de la RG 3749.
  • Exportadores, de acuerdo a lo establecido por la RG 2758.
  • Comerciantes que venden bienes usados no registrables, documentados en la RG 3411.

Otros Tipos de Comprobantes en Argentina

Además de las facturas, la AFIP reconoce otros tipos de comprobantes. Algunos de los más conocidos son:

  • Comprobantes de compra de bienes usados por parte de consumidores finales, emitidos por el comprador.
  • Notas de crédito o débito.
  • Documentos fiscales generados mediante controladores fiscales homologados.

Conclusión

Confiamos en que este contenido haya sido capaz de aclarar tus inquietudes referentes a los distintos tipos de comprobantes de pago que se utilizan en Argentina, y te haya proporcionado orientación para llevar a cabo la facturación de tu negocio.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las variantes más comunes de los comprobantes de pago utilizados en Argentina?

Las variantes más frecuentes son la Factura A, la Factura B, la Factura C, la Factura M, la Factura E y la Factura T.

¿Qué define a una Factura A y quiénes pueden emitirla?

Una Factura A es expedida por un contribuyente registrado a otro contribuyente registrado. Se emplea en transacciones comerciales entre empresas y en ventas a sujetos monotributistas con la leyenda “Receptor del comprobante – Responsable Monotributo”.

¿Qué características distinguen a la Factura B?

La Factura B es emitida por un contribuyente registrado a consumidores finales o a personas exentas del impuesto al valor agregado (IVA). No desglosa el IVA pero no permite recuperar el crédito fiscal para los sujetos exentos.

¿Quiénes son los emisores de la Factura C?

La Factura C es expedida por personas que se encuentran bajo el régimen de monotributo o por personas exentas del pago del IVA, sin importar la situación fiscal del destinatario.

¿Cuáles son las diferencias entre la Factura M y la Factura A?

La Factura M es emitida por una persona responsable inscripta a otra persona responsable inscripta, y el receptor de la factura actúa como agente de retención del IVA y de impuestos a las ganancias.

¿Qué es la Factura E y quiénes la generan?

La Factura E es generada por exportadores, ya sean responsables inscriptos o monotributistas, hacia sujetos del extranjero por servicios exportados.

¿Para qué se utiliza la Factura T?

La Factura T es utilizada por hoteles y servicios de alojamiento para turistas extranjeros, y tiene derecho a un reembolso según lo estipulado en la Resolución General Nº 3971.

¿Quiénes son los responsables inscriptos y los monotributistas?

Los responsables inscriptos se encuentran en el régimen general y están obligados a liquidar el IVA, las ganancias y los pagos de autónomos. Por otro lado, los monotributistas están en un régimen simplificado donde pagan montos fijos determinados por categorías.

¿Cómo se generan las facturas en Argentina?

Existen dos métodos principales para generar facturas en Argentina, que son los controladores fiscales y los sistemas electrónicos de facturación. Los responsables inscriptos tienen la opción de utilizar controladores fiscales o facturación electrónica, mientras que los monotributistas y aquellos exentos en el IVA deben obligatoriamente generar facturas electrónicas.

¿Cuáles son los sujetos obligados a generar facturas electrónicas?

La emisión de facturas electrónicas es de carácter obligatorio para los contribuyentes registrados, los integrantes del régimen simplificado y otros individuos mencionados en la legislación correspondiente.

¿Qué otros tipos de documentos acepta la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)?

Además de las facturas antes mencionadas, la AFIP acepta otros tipos de comprobantes, tales como los recibos de venta de bienes usados a consumidores finales, las notas de abono o cargo y los documentos tributarios generados a través de dispositivos de control autorizados.

¿Por qué es esencial comprender los tipos de facturas en Argentina?

Es de suma importancia tener un entendimiento claro acerca de los diversos tipos de facturas en Argentina para poder realizar una facturación adecuada en el país, cumplir con las normativas fiscales y garantizar la legalidad en el funcionamiento de su empresa.

Scroll al inicio